Para empezar a restaurar un Mini tienes que tener al menos una serie de herramientas que debes ir ampliando conforme quieras hacer más cosas. Todo depende (como en la mayoría de cosas) del dinero que tengas presupuestado y quieras gastar.

Lo primero que tienes que tener es un buen maletín de herramientas en donde no puede faltar, martillos, llaves de vaso, destornilladores diversos, un taladro potente y una radial.

Lo segundo es comprarse un gato hidraulico (si tienes posibilidad puedes comprarte una pluma) y unos caballetes para sujetar el peso del coche cuando quitemos ruedas y subchasis.

Para pintar aconsejo comprarse un compresor, no hace falta que sea muy potente (con 2CV es suficiente), esto nos servirá para echar la imprimación en subchasis y pintar piezas.

Compresor CEVIK

Y luego ya está la sección “pijadas” (aunque este carro es de los baratos pues hay que cuestan una barbaridad):