Recuerda: Si tienes un Mini clásico y quieres contar tu historia y proceso de Restauración, ponte en contacto conmigo en: hola@restaurandounmini.com


Bueno, pues soy Jose Ramón (JR pa los amiguetes) de un pueblo de Valencia (Pobla de Vallbona). Soy informático de profesión y mecánico de afición.

Aunque siempre me he dedicado a SEAT mi pasión por el mini venía de antes.

Seat 850

Mi tía nos llevaba al colegio en su mini 1000 rojo con los retrovisores sobre las aletas… desde entonces siempre ha sido uno de mis coches favoritos.

El destino hizo que mi experiencia en la restauración se inclinase hacia Seat cuando, a los 17 años, mis padres me compraron un Seat 850 Sport Coupé a través de un anuncio en “el trajín”. A partir de ahí: Seat 124 Sport 1600, Seat 127 y por fín un mini 850 rojo como el de nuestro amigo Gonzalo.

Tras haber restaurado coches más antiguos y pese al cariño que tengo a todo lo referente a los minis, tengo que decir que algo echaba en falta en el mini; necesitaba algo más. La restauración de ese mini me supo a poco y se me ocurrían muchas modificaciones para él, pero mi espíritu de restaurador me lo impedía.

Tuve la oportunidad de hacerme con un Mini Cooper 1.3i de Rover y el pobrecito mini 850 fué parte del trato, así que hice el intercambio.

Con un coche más moderno, aunque manteniendo las líneas y el espíritu clásico, ya no me remordería la conciencia al modificarlo. Y poderlo usar a diario es un placer.
Un nuevo reto al que me enfrentaba era la inyección: tan acostumbrado a los carburadores, esta nueva mecánica era todo un obstáculo. Pero nada que no se pueda resolver con algo de estudio y nuestros amigos los ordenadores.

Si enumero las modificaciónes que ha sufrido éste coche (y las que le faltan) seguro que me dejo alguna: suspensiones, ruedas, aletines, motor, escape, centralita, salpicadero, ordenador de a bordo…

Frontal Mini JR

En fin, el coche del que estoy hablando es un:
Rover Mini Cooper 1.3i (SPI o inyección monopunto)
Ejes ensanchados y aletines para cubirlos
Llantas Ultralite 13×7″
Neumáticos 175/50/13
Suspensión regulable
Motor 1275cc Inyección electrónica gestionada por una centralita programable
Colector de escape modificado y escape central
Ordenador con pantalla de 7″ tactil integrado en el salpicadero

Y como proyecto a corto plazo: retapizado de los asientos.

Como he comentado al inicio, es mi coche de diario y ello me impide mantanerlo como quisiera, pero es el precio que he de pagar por querer conducirlo todos los días.


¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete y serás el primero en enterarte de todas las novedades por email.
Más de 300 personas ya se han suscrito.