Estoy llegando ya a un 70% en la restauración del Mini y me empiezo a preguntar, ¿y ahora qué?. Esta claro que ahora cuando termine es disfrutar del coche, dar una vuelta por una carretera virada, ir haciéndome al coche…pero necesito un objetivo final.

Ese objetivo final ya lo tengo marcado y es ni más ni menos que ir hasta Nürburgring para rodar, aunque sea una vuelta, con este coche que puedo decir que ha nacido en parte de mis manos.

Quien no conozca que es Nürburgring, le hago un resumen breve. Nürburgring es un circuito que se encuentra en Alemania donde se han corrido numerosas carreras, entre ellas la Fórmula 1. Es un circuito de unos 20 kilometros entre bosques (se le llama el infierno verde) y con el paso de los años se ha hecho mítico. Pues bien, como he dicho, antes se corría aquí la Fórmula 1 (ahora han hecho un circuito cerca que alberga el Gran Premio) pero ahora, el circuito está abierto para todo aquel que quiera probarlo. Como en España gusta tanto el fútbol, voy a hacer un símil. Ir a Nürburgring, es como si te dejaran jugar un partido en el Bernabéu o en el Camp Nou.

Este objetivo lo quiero cumplir en el verano de 2012, con lo que tengo tiempo para planear el viaje, preparar el coche y prepararme para rodar allí, ya que no es un circuito fácil y yo no tengo experiencia en circuitos (en breve si: Conduciendo un Ferrari).

El viaje se lo he propuesto a mis amigos Xavi e Irma que también disponen de un Mini y sería una pasada meterme con ellos en el infierno verde. De momento parece que se apuntan y van a trabajar en su Mini para ponerlo a punto.

Bonus: Os dejo la webcam de la entrada al circuito para que veáis la cantidad de coches que vienen aquí a rodar.