Golpes y óxidos

La verdad es que el Mini, no tenía muy buena pinta: agujeros, abolladuras, óxido, pintura vieja…ibas recorriendo el coche con la mirada y en cada parte había daños, daños en los que seguramente tendría que invertir horas y horas de trabajo.

Aleta dañada

La aleta del piloto estaba bastante perjudicada de óxido y seguramente habrá que cambiarla. De la puerta ni hablar ya que como se ve en la foto, tiene un agujero que atraviesa toda la puerta.

Interior

El interior y sobretodo el suelo de la parte del piloto está también para cambiar, de hecho, en este suelo hay ya una chapa de un arreglo previo (un poco chapuza la verdad)

Lateral Mini

Esta parte del coche es la que más abolladuras tiene, con un fuerte golpe en la parte trasera.

Bajos

Los bajos del coche son de las partes que más sufren y donde se acumula mucho óxido. Esta parte es el subchasis trasero, el Mini tiene la carrocería y dos subchasis, uno trasero y uno delantero.