Aquí os dejo un listado de sitios donde un buen aficionado al motor tiene que ir una vez por lo menos en su vida.

1. Nürburgring Nordschleife.

El lugar por excelencia que hay que visitar. Nürburgring o el “infierno verde” (apelativo inventado por el piloto de Fórmula 1 Jackie Stewart), es un circuito situado en Alemania que transcurre por medio de bosques (de ahí lo de infierno verde). Se habla de infierno porque es uno de los circuitos más exigentes y difíciles del mundo, que cuenta con 20,832 kilometros de recorrido (desde 1983) y tiene 33 giros a izquierdas y 40 a derechas.

Nordschleife circuito

Se trata de un circuito que se empezó a construir en 1925 y que fue inaugurado en 1927. En este circuito se ha corrido la Fórmula 1 pero en la década de los años 70 se empezó a cuestionar su seguridad y más cuando Nikki Lauda sufrió el accidente más grave que vivió:

El record del circuito lo tiene el Pagani Zonda R con un tiempo de 6:47.50. Os dejo la tabla de los mejores tiempos.

Pero no solo han corrido Fórmulas 1 o coches que intentaban batir el record del circuito. Por aquí, también han pasado Minis:

Hoy en día, Nürburgring sirve para que mucha gente (no solo los pilotos que corren profesionalmente) pueda disfrutar y dar una vuelta a este maravilloso circuito con su coche. Pero ojo, estás entrando en un circuito muy exigente, en el que no todo el mundo está capacitado para completar una vuelta y si tienes un accidente, lo puedes pagar muy caro ya que la asistencia en circuito puede llegar a ser muy cara.

Para subsanar todo esto, si no te atreves a ponerte al volante y no quieres arriesgarte, existe la posibilidad de que te den una vuelta en lo que han llamado el BMW Ring-Taxi un BMW M5 conducido a veces por Sabine Schmitz.

Página web de reservas e info

Por último, os dejo la célebre y gran frase que dijo Jackie Stewart:

“Si te gusta Nürburgring… o no has ido suficientemente rápido, o estás loco“.

Dos enlaces que no debéis perder si queréis saber más de Nürburgring:

2. Monza

Monza es el templo de la velocidad. Se trata de un circuito situado en la región de Lombardía, Italia. Su verdadero nombre es “Autodromo Nazionale di Monza” y consta de un trazado de 5.793 metros usado para los Grandes Premios.

El nombre de templo de la velocidad viene porque es el circuito que más tiempo se pasa con el acelerador a fondo gracias a sus largas rectas y sus solo 11 curvas. De hecho aquí se ha marcado la máxima velocidad de un monoplaza en un Gran Premio con 372,6 km/h, durante los entrenamientos libres del Gran Premio de Italia de 2005, por el piloto Juan Pablo Montoya.

Monza

Monza también es popular por Los 1000 km de Monza, una de las carreras de resistencia más prestigiosas de Europa, luego de las 24 horas de Le Mans y junto con las carreras de idéntica longitud de Nürburgring, Silverstone y Spa-Francorchamps.

3. Mónaco

Si Monza es el templo de la velocidad, Mónaco es el circuito urbano por excelencia y con más glamour del calendario. Este pequeño país, acoge desde 1955 este Gran Premio que se celebra en el mes de mayo.

Este Gran Premio en mi cabeza tiene dos imágenes o dos vídeos:

Senna, el gran Senna aquí demostro lo bueno que era y lo buen piloto que era bajo la lluvia.

Partía desde el décimo tercer puesto, logro superar a una cantidad considerable de rivales en pista, para lograr adjudicarse el segundo lugar de un GP, que tuvo que ser detenido por los comisarios de la FIA, para evitar accidentes.

El otro momento, que no fue tan agradable, es ver como Michael Schumacher “aparcaba” su coche en la clasificación de 2006 para que Alonso no pudiera batirle:

4. Le Mans

Es la carrera de resistencia más importante de Europa. No está dentro de ningún campeonato mundial y se disputa una vez al año en el mes de junio en el circuito de la Sarthe, cerca de Le Mans, Francia.

Próximamente

5. Goodwood. Festival de la velocidad

Goodwood es un festival del automovilismo que se viene celebrando desde 1993 en West Sussex, Inglaterra.

Durante unos días, normalmente a finales de junio principios de julio, se reunen todo tipo de vehículos a motor, desde coches, motos incluso aviones de la RAF todo ello junto a estrellas del mundo del motor en un ambiente muy cordial y cercano.

Este festival fue ideado por Lord March, el fundador del evento y propietario de Goodwood.

En Goodwood lo que se hace es hacer un tramo cronometrado en la subida a la colina adyacente al palacio de Goodwood.

Otra curiosidad de este festival es que todos los años, el artista Gerry Judah, diseña un “monumento temporal” en el jardín

Festival de Goodwood