Terminé….si se puede nombrar esa palabra, ya que mi impresión es que en esto de las restauraciones nunca se acaba. Cuando no es un cosa, es otra o se te ocurre cosas nuevas que le puedes hacer. Pero salvando esa obviedad, puedo decir que ¡¡¡HE TERMINADO DE RESTAURAR EL MINI!!!

Mini restaurado