Una cosa que me ha llevado loco durante mucho tiempo, ha sido que mi Mini no ha tenido una buena puesta a punto. En gran parte ha sido por mis ganas de mejorarlo y estar continuamente tocando partes de la mecánica sin ser para nada experto. Cambio de agujas del carburador HIF44, que si muelle rojo, cambio de filtro ITG y stub stack, poner un delco electrónico 123 ignition…todo esto ha hecho que se vaya de punto el Mini y me haga cosas raras.

Y es que hay una frase que dicen muchos mecánicos que es: “Si va bien, no lo toques” y que yo no he cumplido (y así me ha ido).

Pues bien, tocar todo eso hacía que el coche no funcionase bien con el consiguiente cabreo ya que cuando lo iba a utilizar no podía ya que hacía explosiones por la admisión o por el escape, se empapaban de gasolina las bujías, daba tirones, se ahogaba…

Harto de la situación, decidí que lo mejor es dejarlo en manos de un experto. Me recomendaron un taller que se llama Carburación – Inyección Juan Martín y allí que lo llevé.

Puesta a punto del Mini en Carburación - Inyección Juan Martín

Tras unos días y un par de consultas, Juan empezó desde cero, cambió la aguja dejando la que mejor se comportaba, comprobó los tubos del carburador y reguló todos los tornillos del HIF44 y lo rodó para comprobar que funcionaba perfectamente a bajas y altas revoluciones.

Por fin tengo el Mini con una buena puesta a punto…ahora se trata de no tocarlo más…¿lo conseguiré? XD

Como anécdota contaros que el mecánico me dijo que había echado gasolina para probarlo y que quedarían unos cinco litros. Salí del taller rumbo a mi casa con la idea de que si veía una gasolinera pararía para repostar, pero como no vi ninguna tiré millas y a cinco kilómetros de mi casa…

Mini sin gasolina

Todo listo pues para poder asistir al Classics & Legends 2016


¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete y serás el primero en enterarte de todas las novedades por email.
Más de 300 personas ya se han suscrito.