Últimamente he estado liado con el depósito de gasolina del Mini.

Resulta que el que llevo montado de siempre me ha perdido por el aforador, con lo que cuando paso de la mitad del depósito, empieza lentamente a perder cayendo dentro del maletero. A parte de lo inseguro de la situación y de lo malo que es para la pintura del coche, os podréis imaginar el olor que desprende al abrir el maletero.

Chorrera gasolina

Hay que solucionarlo y con mayor motivo ahora ya que un buen compañero de foromini me dio un depósito de gasolina igualito al mío. Mil gracias Tatte.

Pintando el depósito de gasolina

Total que me he puesto manos a la obra y he lijado el depósito por fuera con lija P400 quitando los posibles restos de aceite, gasolina y suciedad, luego he echado varias capas de aparejo (en este caso en spray), he lijado el aparejo con lija al agua P240 y lo he pintado con pintura acrílica en spray, esta vez de negro pues creo que con el techo, aletines y llantas con el centro en negro quedará bastante bien.

lijado-deposito

Lo único de la pintura es que al ser negra igual si el depósito pierde gasolina, no lo veo tan fácilmente que con el depósito pintado en blanco que es más visible pero bueno no creo que sea un gran problema.

imprimacion-deposito

Una vez secado, el depósito había quedado impoluto pero la cosa se torció ya que una vez seco y tras haber advertido al de la tienda que quería una pintura resistente a la gasolina, me encuentro que con el primer contacto con la gasolina, ¡¡la pintura desaparece!!!
Toca volver a la tienda y comentárselo, a lo que el vendedor me dice que no le dado tiempo a secar y que tengo que esperar alrededor de una semana…no me lo creo del todo, con lo que decido comprar pintura de poliuretano que ya he utilizado varias veces.

El poliuretano es una resina con base de plástico de gran acabado y con la característica que es resistente al agua y los químicos, incluyendo la gasolina. En mi caso, he comprado de dos componentes, es decir, pintura y catalizador para aplicar con pistola. La mezcla es 4:1 y se añade un 20% de diluyente para poliuretano.

Con lo que otra vez manos a la obra. Lijo la pintura con P400, hago la pintura y aplico varias capas. Una faena pero que la tengo merecida por confiar en el vendedor aún sabiendo que hay muchas pinturas que se van en contacto con la gasolina.

deposito-pintado

Una vez seco, lo monto, conecto los tubos y a probar que todo esté correcto.

Problemas con el depósito de gasolina

Todo marcha….hasta que acudo a la gasolinera llenando el depósito de gasolina. Y es que abro el maletero para hacer la comprobación notando que por el aforador está perdiendo gasolina.
Arranco rápidamente y me voy a mi garaje donde tengo las herramientas para apretar el aforador. Nervios y prisa por llegar (afortunadamente no está lejos) ya que el maletero se llena de gasolina poco a poco. Al llegar aprieto el aforador pero sigue perdiendo…aquí pasa algo pienso. Seco el maletero y meto el coche en el garaje para levantarlo de detrás y soltar el tubo de gasolina para vaciarla en una garrafa y así que pare de gotear. La gasolina y que la pintura del depósito estaba aún tierna, hace que salte por toda la zona donde ha pasado la gasolina. Vuelta a sacar el depósito para ver el alcance de los daños y descubrir que estoy haciendo mal.

Depósito de gasolina Mini

Es entonces cuando detectamos el problema, estoy montando mal el aforador, ¡qué fallo!. Pero esto es así, modo prueba error y más con mi inexperiencia.
El problema está en que estoy montando el aforador primero, luego la goma y luego la arandela de apriete y no va así, se monta primero la goma (es bueno aplicar un poco de grasa a esta junta), luego el aforador y luego la arandela de apriete.

Vuelvo a llenar el depósito de gasolina (esta vez fuera) y lo inclino para probar que ya no hay pérdida por el aforador y así es, era eso y ya no gotea.

Es de los errores de los que se aprende, así que ahora como castigo toca de nuevo lijar y pintar para dejarlo secar bien y volver a montarlo ya sin problemas.

Una lección más aprendida: las prisas no son buenas.