Steve McQueen (1930-1980) fué un actor estadounidense conocido por películas como “El coloso en llamas”, “La Gran Evasión” o “Bullit” y “Le Mans”. En estas dos últimas películas, se ve la vinculación de Steve McQueen con el mundo del automovilismo, e incluso llegó a considerar seriamente convertirse en piloto de carreras.

Su afición por los coches le llevo a poseer muchos de ellos (Porsches, Cooper T-52, Ferrari 250, Lotus 11…) y como no podía faltar tuvo un Mini Cooper 1275 S comprado en 1967 y customizado poco después.

Steve Mcqueen

Originalmente era British Racing Green pero McQueen quería hacerlo único y fue repintado, se cromó las ruedas, se le añadió un gran techo solar, en el interior se viniló de marrón con el salpicadero en madera y le puso un faro antiniebla en la rejilla delantera.

Actualmente, se dice que el coche es propiedad de su amigo Lee Brown

Tan popular se hizo este modelo, que se hicieron maquetas con el Mini de Steve McQueen

Mini Vanguards Steve Mcqueen

Carreras

Pero no solo se quedó en poseer una unidad de este mítico coche. Steve McQueen viajó a Inglaterra para correr a los mandos del Mini de Sir John Whitmore en la mítica carrera de Brands Hatch en el circuito de Kent en 1961. Y no le fue mal, pues quedó tercero por detrás de Vic Elford y Christabel Carlisle y eso que nunca había conducido en ese circuito.

John Whitmore - Steve McQueen classic mini

Motos

No hay duda que los coches y las carreras con ellos le gustaron a Steve Mcqueen. Pero si hay algo que le gustaba, eran las motocicletas. De hecho, hay infinidad de imágenes de él a lomos de una moto y una escena mítica de la película La Gran Evasión, en la que huye de los nazis en una Triumph TR6 Trophy (la moto era propiedad de Steve McQueen).

Yo me quedo con esta imagen

steve-mcqueen-mini